CÓMO ENSEÑAR

(Adaptado de la Guía "Job Instruction" - Entrenamiento en 4 pasos de TWI)

Este es el objetivo básico de la instrucción laboral: lograr que el colaborador haga su trabajo de una forma correcta, segura y con consciencia. Esto no solo hará que el trabajo sea más fácil a largo plazo, sino que le permitirá reducir o incluso eliminar muchos de los problemas en la producción. Empecemos por ver la forma incorrecta:

Cómo NO enseñar

Usualmente los métodos de enseñanza caben en UNA de las siguientes categorías

  • DECLARATIVO - explicar verbalmente.
  • DEMOSTRATIVO - demostramos cómo se hace.
  • ILUSTRATIVO - explicar con material escrito o gráfico.
  • PREGUNTA Y RESPUESTA - hacer preguntas guiando al participante a la respuesta correcta.

Ninguno de estos métodos por sí solo es efectivo para el entrenamiento en destreza. Se requiere una combinación de todos.


1. DECLARATIVO

Este método, aunque es efectivo, presenta algunas limitaciones cuando es usado solo. Muchas actividades, sobretodo cuando tienen que ver con destrezas y habilidades, necesitan más que palabras para ser enseñadas.

Usemos el ejemplo de cuento del escritor argentino Julio Cortázar, “INSTRUCCIONES PARA SUBIR UNA ESCALERA”.

“Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).”

Nosotros aprendemos actos como caminar, o “subir escaleras” por demostración, tratar de usar el método declarativo puede resultar el efecto contrario. Algo tan simple se puede volver en algo complejo.


2. DEMOSTRATIVO

Este método también resulta ser efectivo, pero tiene sus limitaciones, por supuesto. Aunque los humanos aprendemos por imitación, muchas veces no es suficiente observar cómo lo hacen otros para aprender a hacerlo con igual maestría. Podemos copiar los movimientos del otro, pero eso no basta para aprender, pues copiar no es entender.

Esto es fácil demostrarlo, por ejemplo, por más que miremos jugar a MESSI, o a cualquier experto jugador de fútbol, nunca lograremos jugar como él solo con mirarlo. La mayoría de nosotros (a excepción de algunos genios) necesitamos mucho más que mirar a un gran pintor para aprender a pintar bien, mucho más probar los mejores platos para aprender a cocinar... y esto aplica a muchas otras actividades.

Aplicar ambos métodos, el declarativo y el ilustrativo puede dar resultados en el largo plazo, después de muchas repeticiones, sin embargo hay métodos más eficientes para enseñar.


3. ILUSTRATIVO

Este método es realmente una variación del anterior (el demostrativo), sólo que utiliza otros medios como gráficos, diagramas de flujo, mapas conceptuales, material audiovisual… que pueden ser útiles pero tienen las limitaciones del método anterior.


4. PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Este método también es efectivo. Se usa principalmente para evaluar qué tanto conocimiento ha adquirido el aprendiz, o para despertar su curiosidad. Pero no es suficiente. Si el aprendiz no tiene experiencia ni conocimientos técnicos, muy difícilmente llegará a deducir la forma exacta en la que la labor debe ser desarrollada.


CONCLUSIÓN: El método correcto combina todas las formas que acabamos de estudiar, y por eso es tan efectivo. Se conoce como el método de entrenamiento en 4 pasos.